Croquetas de espinacas y piñones

Receta de croquetas de espinacas y piñones

Croquetas de espinacas y piñones, unos ingredientes diferentes para un resultado delicioso. A los niños les encantarán y así comerán verduras sin saberlo.

¿Quieres ver los ingredientes para Croquetas de espinacas y piñones?

Descubre los ingredientes para hacer Croquetas de espinacas y piñones pinchando aquí:

¿Cómo hacer croquetas de espinacas y piñones?

1

Para elaborar las croquetas de espinacas y piñones, empezaremos por la masa. Para ello, en una sartén con un poco de aceite añadimos una cebolla picada y pochamos hasta que queden transparentes. A continuación añadiremos las espinacas y las cocinaremos a fuego lento junto con la cebolla. Removemos de vez en cuando para que se mezcle todo bien. Retiramos y dejamos enfriar un poco.

2

En otra sartén cocinaremos la harina. Primero calentamos la sartén con un chorrito de aceite y se aparta. Echamos dos cucharadas de harina y removemos bien hasta que se espese. Pondremos la sartén en el fuego y poco a poco iremos añadiendo la leche sin parar de remover. Si aún no queda espesa podemos añadir harina o si es muy espesa, añadiremos leche. La masa debe quedar homogénea y sin grumos.

3

Una vez hecha la masa, añadimos a la sartén las espinacas con la cebolla y una pizca de sal. Seguimos removiendo hasta que se mezcle todo bien. Retiramos de la sartén y colocamos la masa en un bol, dejándola reposar y enfriar.

4

El último paso es hacer las croquetas y freírlas. Para ello, batimos un huevo y, en otro plato, colocamos el pan rallado. Con la ayuda de una cuchara sopera, cogemos un poco de masa y haremos bolitas, las empapamos en huevo y luego en pan rallado. Este proceso lo haremos con toda la masa de las croquetas de espinacas y piñones.

5

En una sartén con abundante aceite de oliva, cocinamos las croquetas a fuego fuerte y, una vez doradas, retiramos en un plato con papel absorbente. Y listo para degustar las croquetas de espinacas y piñones... Un sabor que no te esperas.

Nota del autor:

Las croquetas podemos congelarlas una vez hechas, pero sin pasar por la sartén. Una vez empapadas de huevo y pan rallado, se colocan en una bolsa y al congelador. Así podremos cocinarlas otro día y disfrutar cuando queramos nuestras croquetas de espinacas y piñones.

Otras búsquedas relacionadas con "Croquetas de espinacas y piñones"